Por qué (no) me importa ACT

En los talleres de nivel inicial de Terapia de Aceptación y Compromiso suelo empezar describiendo por qué trabajo con ACT, es decir, por qué me gusta ACT, y querría repetirlo aquí para ustedes, los dos lectores que tenemos. Básicamente, hay dos características que me atraen del modelo. En primer lugar –esto es un requisito indispensable– se trata de un…