Hechizos del lenguaje – Citas Ilustradas

Cada tanto volvemos al siempre difícil tema de lo mental para el conductismo radical (por ejemplo, en este otro artículo). Hoy nos hemos encontrado con un lindo texto de Louise Barrett, autora del estupendo libro Beyond the Brain (Barrett, 2011), en donde detalla de manera fascinante los fundamentos de lo que se suele denominar cognición 4E (por Embodied, Embedded, Extended, and Enactive -es decir, corporeizada, incrustada, extendida y enactiva), un abordaje de la cognición notablemente compatible con postulados tradicionales del conductismo radical.

De manera que les dejamos este fragmento traducido del texto (Barrett, 2015), que pueden leer en inglés en este link (el texto es sobre etología, el campo en el cual trabaja Barrett, pero los argumentos sobre los problemas del representacionalismo son interesantes de todos modos). El fragmento que queríamos compartirles es el siguiente:

El conductismo radical es usualmente presentado como una posición que sostiene ‘que las actividades mentales de los animales no son tópicos apropiados de investigación… porque no existen’ (Seyfarth et al. 2010, p.3); una descripción que falla espectacularmente en captar la sutileza del argumento de Skinner, que está basado en el pragmatismo, y que sostiene que es erróneo imaginar que se pueden separar el cuerpo y la “mente”, la “mente” de la conducta, porque todo lo que esto logra es crear ‘ficciones mentales’: términos de estados mentales que son utilizados para dar cuenta de la conducta observable, pero sin proporcionar ninguna explicación bien fundada de cómo tales “conductas internas” podrían tener dicho efecto. Skinner no negó que los estados mentales existieran sino que señaló que a menudo se trataban meramente (como lo hubiera dicho Wittgenstein), de ‘hechizos del lenguaje’; en varios aspectos, entonces , su argumento es similar a los argumentos contemporáneos contrarios a las teorías representacionales de la mente por los proponentes de una ciencia cognitiva (Barrett 2011) radical encarnada (Chemero 2009) o enactivista (Hutto and Myin 2012; Hutto 2008; Hutto 2013).

 

Nos leemos la próxima!

Referencias

Barrett, L. (2011). Beyond the brain: how body and environment shape animal and human minds. Princeton: Princeton University Press.

Barrett, L. (2015). Back to the rough ground and into the hurly-burly: why cognitive ethology needs “Wittgenstein’s razor.” In D. Moyal-Sharrock, V. Munz, & A. Coliva (Eds.), Mind, Language and Action: Proceedings of the 36th International Wittgenstein Symposium. Berlin: De Gruyter.