El contexto y las explicaciones – Citas Ilustradas

Volvimos con la alegría del hogar: ¡otra cita ilustrada!

Sucede que revisando papers (algo que hacemos cada vez que llueve), me he encontrado con una linda cita de Neil Jacobson (el mismo que trabajó con terapia de pareja y que desarrolló uno de los primeros modelos de activación conductual). En una réplica a una crítica, Jacobson (1994), explicita su posición, y me parece que vale la pena leerlo con cuidado:

“Soy un conductista radical. El conductismo radical es una forma de contextualismo y, de hecho, es la antítesis del positivismo lógico. Los conductistas radicales buscan externamente al organismo los factores que influyen sobre la conducta, al igual que los teóricos de los sistemas familiares. Sin embargo, a diferencia de los teóricos de los sistemas familiares, definen al ambiente de manera mucho más amplia. Dicho de manera resumida, los conductistas radicales no tienen un compromiso filosófico con las variables familiares como las [principales] causas de comportamiento disfuncional en los individuos. Los factores externos al organismo incluyen los sistemas sociales y las estructuras políticas. Por ejemplo, una explicación de la violencia doméstica que se base en el patriarcado sería consistente con una perspectiva conductual radical.

Además, a diferencia de las teorías de los sistemas familiares, el conductismo radical ha conducido a un método de investigación científica, llamado análisis funcional (Kohlenberg, Tsai, & Kohlenberg, en prensa). Este método identifica factores en el entorno que influye en el comportamiento, y verifica su influencia (…) Finalmente, y quizás lo más importante, el criterio del conductista radical para la «verdad» es pragmático: la verdad es lo que funciona. En el caso de la investigación sobre violencia doméstica, la verdad se definiría no en términos absolutos sino, más bien, de acuerdo con su capacidad para predecir y reducir la violencia doméstica. Hay dos ramificaciones importantes de este criterio de verdad pragmático para el estudio de la violencia doméstica. Primero, el criterio para juzgar los méritos de la ciencia es, en gran parte, la relevancia de la  investigación para reducir la violencia. Segundo, por definición, un criterio de verdad pragmático evita nociones tales como la verdad absoluta, y reconoce la imposibilidad de los científicos de separarse del tema sobre el que están investigando.

(…)

Los contextualistas no limitan su búsqueda a factores físicos del medio ambiente: las historias de las personas, los sistemas políticos, las prácticas culturales y otros factores sociales están incluidos en nuestra definición de contexto.»

Si alguna vez se han preguntado sobre los vínculos entre feminismo u otras formas de análisis socioculturales, y el conductismo radical, esta cita es una buen inicio de exploración (y sugeriría que siguieran con Ruiz, 1995). Cabe señalar que estamos hablando de 1994, por lo que mencionar al patriarcado en relación con la violencia doméstica no era algo de lo más habitual en la disciplina. Finalmente, me gusta que explicite que los procesos históricos, culturales, políticos y sociales no son ajenos al análisis conductual, ni tampoco un factor secundario; en una disciplina académica en la cual  las explicaciones de la conducta suelen estar confinadas a factores hipotéticos internos, esa oración puede ser una bocanada de aire fresco.

Nos leemos la próxima!

Referencias

Jacobson, N. S. (1994). Contextualism Is Dead: Long Live Contextualism. Family Process, 33(1), 97–100. https://doi.org/10.1111/j.1545-5300.1994.00097.x

Ruiz, M. R. (1995). B. F. Skinner’s radical behaviorism: Historical Misconstructions and Grounds for Feminist Reconstructions. Psychology of Women Quarterly, 19(2), 161–179. https://doi.org/10.1111/j.1471-6402.1995.tb00285.x