ACT y Budismo


Un joven aprendiz de las artes cognitivas se acerco a su maestro y le pregunto:
-Maestro, de que se trata esto de ACT?
El maestro miró duramente al aprendiz, y le dijo:
– NO hay evidencia de la eficacia de eso!
El joven aprendiz se dirigió entonces al maestro de un dojo cercano, quien decía utilizar el enfoque ACT con sus discípulos. Se acercó a su kamiza, donde lo encontró leyendo un sacro libro de Kelly Wilson:
-Maestro, de que se trata esto de ACT? es verdad que no es eficaz? El maestro miró duramente al discípulo, y le suministro el siguiente link:
http://www.div12.org/PsychologicalTreatments/treatments/chronicpain_act.html
y el siguiente:
http://www.div12.org/PsychologicalTreatments/treatments/depression_acceptance.html
Feliz, el alumno regresaba a su casa, cuando se encontró con un músico, que miraba fijamente una rosa de un jardín. El alumno se acerco. De repente, el músico murmuró:
– “Se que estás buscando, pero recuerda, la idea es no buscar, ni siquiera buscar no buscar. En definitiva, son solo pensamientos.”
Al poco tiempo, el discípulo, convertido en maestro, decidió asistir a un retiro, donde conoció a muchas personas que habían sido tratadas con los dos maestros que alguna vez había consultado. Todas estas personas estaban en silencio, con una sufrida calma. El ahora maestro se animó a preguntarles:
– Veo que habéis bebido del manantial de la salud, a cual de mis dos maestros debo felicitar?
Las personas lo miraron y respondieron al unísono:
-A ninguno de los dos, ACT es música.
Ese día, el joven aprendiz, conoció a la persona a cargo del retiro, en un jardín solitario, perdido en la inmensidad del presente, observando una flor, y murmurando: “la idea es no buscar, ni siquiera buscar no buscar”

Dr. Fabián Olaz